Saltar al contenido →

Etiqueta: Arquitectura Verde

Un metro cuadrado de Jardín Vertical absorbe Co2 y lo trasforma en oxigeno.

Cámara regional de industria y comercio. Amiens, Francia. Un metro cuadrado de Muro Verde o Jardín Vertical absorbe Co2 y lo trasforma en oxigeno, generando el oxigeno necesario que una persona necesita para vivir durante todo un año, los Jardines verticales mejoran la calidad del aire en interiores y exteriores. Se convierten en filtros naturales del aire mejorando las condiciones en los edificios o lugares de trabajo, propiciando mejores ambientes laborales y más productividad. Leer mas sobre jardines verticales

Artículos similares: Hotel Palace en Londres y su Jardín vertical

2 Comments

Los jardines verticales reducen hasta 5 grados la temperatura interior de un edificio en verano

Los jardines verticales reducen hasta 5 grados la temperatura interior de un edificio en verano así como la mantienen en Invierno generando significativos ahorros en los consumos de energía eléctrica por calefactores y o aires acondicionados. Así mismo reducen el efecto de isla de calor de las grandes ciudades. El efecto isla de calor urbana es el incremento de la temperatura ambiente promedio en zonas urbanas, que se produce por el reemplazo de la vegetación natural por pavimentos, edificaciones y otras estructuras destinadas a dar un hábitat a la población.  Mas información sobre jardines verticales.

Sabias que las cubiertas verdes reflejan el 27% de la radiación, las plantas y la tierra absorben el 60%, y 13% se transmite hacia la tierra. Palacio Cardenalicio – ‪#‎Bogota‬ (‪#‎Colombia‬). Leer mas sobre las cubiertas verdes

Deja un comentario

Jardín vertical más grande del mundo Rozzano, Italia.

#Ecoparedes. Este es el Jardín vertical  más  grande del mundo, instalado en la fachada de centro comercial en la ciudad de Rozzano, cerca de Milán. El  jardín  vertical de 1,262.85 metros cuadrados  está compuesto por más de 44.000 plantas y 200 flores.

Se trata de una obra sustentable, combina la belleza natural con el ahorro de energía y el respeto por el medio ambiente, ayuda a regular la temperatura en el centro comercial, mediante la luz solar directa, lo cual reduce el consumo de electricidad.  beneficios de los muros verdes

Deja un comentario

Se comparó las temperaturas en un techo verde con un edificio vecino.

La isla de calor es un ejemplo de modificación climática no intencional cuando la urbanización le cambia las características a la superficie y a la atmósfera de la tierra. La temperatura media anual de una ciudad de 1 millón de personas o más puede ser 1.8 a 5.4 ° F (1.3 ° C) más caliente que sus alrededores. Por la noche, la diferencia puede ser de hasta 22 ° F (12 ° C).

Las islas de calor pueden afectar a las comunidades mediante el aumento de la demanda pico de verano, la energía, los costos de aire acondicionado, la contaminación atmosférica y las emisiones de gases de efecto invernadero, la enfermedad y la mortalidad relacionada con el calor, y la calidad del agua.

Numerosas comunidades y centros de investigación han comparado las temperaturas superficiales entre los techos convencionales y verdes. Por ejemplo:

investigacion temperatura
temperaturas en un techo verde

Chicago comparó las temperaturas superficiales durante el verano en un techo verde con un edificio vecino. En un día de agosto en la tarde, con el aire de   las temperaturas en los años 90 , la temperatura de la superficie del techo verde varió de 91 a 119 ° F (33 a 48 ° C), mientras que el oscuro techo convencional del edificio adyacente fue de 169 ° F (76 ° C). La temperatura del aire cerca de la superficie del techo verde fue de  aproximadamente 7 ° F (4 ° C) más fría que en el techo convencional.

Deja un comentario

Techos verdes para reducir el ruido

Según concluye un reciente estudio de la Comisión Europea tanto  las cubiertas verdes como los muros de fachadas en los edificios y las pantallas de vegetación en los tejados planos ayudan a reducir el ruido en núcleos urbanos. Y esto tiene que ver en gran parte a los materiales empleados. Así, los materiales de sustrato modelados (los que se utilizan para proporcionar una superficie para el crecimiento de plantas) son los que representan una mayor reducción de ruido, llegando a la disminución de 7,5 decibeles.

La simulación realizada por la Comisión Europea para el estudio ha demostrado también cuáles son las combinaciones de construcciones de cubiertas verdes más eficaces, siendo la combinación de bordes de techo suaves con cualquier techo o muro verde las más exitosas.

La Directiva sobre evaluación y gestión del ruido ambiental reconoce la necesidad de proteger áreas silenciosas en ciudades y pueblos como lugares de alto valor para la comunidad local. Las plantas pueden desempeñar de esta forma un papel fundamental, suavizando el entorno urbano y reduciendo el ruido.

Pero éste es sólo uno de los beneficios que aportan las cubiertas verdes y es que cada vez se ponen en marcha más proyectos que incluyen los techos y azoteas verdes, así como los jardines verticales.

Además de servir como mecanismo para reducir el ruido, las cubiertas verdes mejoran la calidad del aire (gracias a la fotosíntesis de las plantas), consumiendo dióxido de carbono y produciendo oxígeno, regula la temperatura interior de la vivienda o edificio (ya que en invierno ayuda a retrasar la pérdida de calor que se genera dentro de la vivienda, mientras que en verano la presencia de la vegetación evita que los rayos del sol incidan de forma directa la casa, logrando así mantener más una temperatura más fresca en el interior), y es responsable de retener una cantidad importante del agua pluvial (mientras un pequeño porcentaje es consumido por la vegetación, otro 50% o 60% se evapora y regresa a la atmósfera, lo que contribuye de manera importante a la recuperación del ciclo natural del agua. El resto del agua podría aprovecharse si se adapta un sistema de almacenamiento para poder reutilizar este agua para el propio riego de las plantas del techo verde o bien para emplearse en el agua sanitaria de los inodoros de la vivienda o para el uso de ciertos electrodomésticos,  como lavadoras).

Por todo esto, las cubiertas verdes están amparados bajo la Estrategia de Infraestructuras Verdes, desarrollada por la Comisión Europea, y suponen una interesante alternativa, ecológica y sostenible, para los actuales métodos de construcción.

Artículos similares: Brooklyn Grange Huerta Urbana en NY

 

Un comentario

Vauban, la ciudad verde

El barrio de Vauban, a cuatro kilómetros del centro de Friburgo, la capital verde europea, se ha convertido en el modelo de  planificación urbanística, con criterios ambientales y  calidad de vida que permiten vivir sin carro. Tod esto cuenta con el apoyo de los ciudadanos quien ayudan a crear una ciudad mejor.

Tiene una capacidad para albergar a 5.000 habitantes, y es un modelo de barrio sostenible a imitar por cualquier ciudad, se llama Vauban, y ha sido un éxito por la cantidad de energía y la tranquilidad de sus calles. Estos son algunos de sus datos:

Del bajo consumo a la producción energética: las viviendas están construidas según un estándar de bajo consumo energético (65 kWh/m2 anuales), alrededor de 150 viviendas se corresponden con un tipo de “vivienda pasiva” (15 kWh/m2 anuales) o “plus de energía” (producen más energía de la que consumen)  la energía sobrante se ‘vende’ en la red, y los residentes cobran por esta aportación.

La calefacción en invierno se consigue mediante una planta general que se abastece de astillas de madera y de paneles fotovoltaicos, y que transporta el calor por un sistema eficaz. Esto hace que las emisiones de CO2 se reduzcan en un 60%.

Una gran distribución de paneles solares (térmicos y fotovoltaicos). De esta manera el 65% de la electricidad utilizada en la ciudad verde es de producción local.

Los coches estacionan en la periferia del barrio y la movilidad se facilita mediante una extensa red de carriles bici, acompañado de un transporte público de calidad (tranvía). También hay un sistema de coche compartido. Un 35% de las viviendas prescinden voluntariamente del vehículo privado. Basados en varios estudios que demuestran que cuanto más fácil es aparcar, más gente acaba teniendo coche, la planificación de Vauban fue radical: los coches quedan fuera de la zona residencial, y además aparcarlos es caro. Los que tienen deben adquirir una plaza en uno de los dos aparcamientos que se construyeron en las afueras del barrio, por un precio de unos 30.000 euros.

El área residencial se ha construido alrededor de un arbolado preexistente. Hay que tener presente que el 40% de esta ciudad son bosques. Los vecinos han participado en el diseño de los nuevos espacios verdes.

El agua de lluvia se recoge y almacena para usarla en las viviendas en una red independiente, a la vez que se ha desarrollado un nuevo concepto de saneamiento que utiliza cisternas de vacío. Existe también una planta de biogas, construida por una cooperativa.

Es también importante señalar que todo esto se ha hecho a base de cooperativas creadas por los ciudadanos, permitiendo incluso el acceso a viviendas de jóvenes con pocos recursos económicos.

 

Artículos que te pueden interesar: Ciudad sostenible en Dubai con más de 5 hectáreas de paneles solares

 

6 Comments

Nace programa de reconocimiento ambiental para los edificios verdes bogotanos

Podrán participar las edificaciones nuevas o ya existentes que implementen tecnologías limpias con criterios ambientales y de ecoeficiencia, que cumplan con la normatividad ambiental y con los principios de sostenibilidad urbana.

SDA, diciembre 5/11.-Si usted tiene un edificio con techos verdes y jardines verticales, ventilación e iluminación natural, insumos ahorradores de agua y energía, muros que aíslan el ruido y sistemas que permiten utilizar el agua lluvia, puede postularlo para que sea reconocido como uno de los edificios ecoeficientes de Bogotá.

A través del Programa de Reconocimiento Ambiental a Edificaciones Ecoeficientes (Preco), la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) evaluará si estos edificios implementan tecnologías limpias con criterios ambientales y de ecoeficiencia, si cumplen con la normatividad ambiental vigente y con los principios de sostenibilidad urbana.

Aquellos que cumplan con los puntajes mínimos exigidos en los componentes agua (utilización de agua lluvia e insumos ahorradores), energía (luz y ventilación natural, energías renovables), sistemas constructivos (techos verdes, jardines verticales, aislamiento acústico, reutilización de escombros) y urbanismo (mejoramiento del espacio público y áreas de cesión), serán reconocidos públicamente por la SDA como edificios ecoeficientes.

Además recibirán beneficios como capacitaciones y publicaciones, y quedarán exentos del cobro de los servicios de evaluación ambiental para sus trámites; en el caso de los edificios en construcción, las vallas de obra requeridas tendrán un registro fijado para los avisos en fachada.

Las edificaciones interesadas en hacer parte del programa deberán radicar ante la SDA el formato único, una solicitud firmada por el interesado (si es persona jurídica anexar certificado de existencia y representación legal), una memoria donde explique el proyecto y se evidencie la incorporación de criterios ambientales.

Luego, asistir al ciclo de capacitaciones de la Secretaría de Ambiente en manejo ambiental al interior de las obras y hacer la presentación oficial ante los evaluadores del programa.

Ojo a los criterios ambientales

Antes de presentar el edificio ante la SDA, los concursantes deben tener en cuenta los criterios ambientales exigidos por la entidad en la Resolución 5926 de 2011.

Para mitigar el ruido, las edificaciones deben contar con materiales, técnicas y tecnologías que lo aíslen, y cumplan con los decibeles exigidos: 55 de día y 45 de noche para los edificios de uso residencial, oficinas públicas o privadas y de usos dotacionales; y 70 diurnos y nocturnos para las áreas comunes para actividades comerciales.

Las edificaciones deben garantizar la iluminación natural como principal fuente en el día y reducir al máximo el uso de bombillas y otros dispositivos. Del total del área, el 20 por ciento del edificio debe iluminarse naturalmente.

Las ventanas deben permitir el contacto visual con el exterior, mientras que los edificios de gran profundidad deben utilizar atrios interiores, claraboyas o lucenarios.

Si es una vivienda, todos los espacios deben utilizar la luz del exterior o a través de patios, exceptuando los sótanos, semisótanos y áreas de instalaciones mecánicas.

La construcción debe garantizar la mayor área posible que aproveche la ventilación mecánica, respecto con las áreas con sistemas de ventilación mecánica.
Los techos verdes no podrán ser inferiores al 50 por ciento del área útil de la cubierta del edificio. El área de jardines verticales en la fachada opaca no debe ser menor al 10 por ciento.

Por lo menos el 50 por ciento de las áreas libres totales (superficies duras o blandas sin cubrir o techar desde el nivel del terreno) deben ser superficies permeables.

La SDA le otorgará puntaje a aquellos proyectos con elementos de importancia ambiental, tales como árboles patrimoniales o de interés histórico o cultural (especies con antecedentes históricos o culturales certificados, en vía de extinción, raras o individuos semilleros), y protección de cuerpos de agua.

El ahorro de agua y energía es clave para hacer parte de PRECO. Se reconocerá a aquellos que instalen insumos ahorradores de agua en los grifos de lavado, fregaderos, equipos de ducha y cisternas. También a los que demuestren una disminución del 30 por ciento del consumo de agua potable por medio de sistemas de utilización de agua lluvia para riego de jardines, lavado de pisos y fachadas.

Igualmente dispositivos de ahorro de energía como mecanismos temporizadores, sensores de movimiento, fotocélula, balastos electrónicos y bombillas de bajo consumo en áreas comunes y parqueaderos o zonas de uso colectivo.

Serán reconocidos los que utilicen el 100 por ciento de la madera proveniente de plantaciones forestales certificadas, así como pinturas, agregados pétreos, bloques, ladrillos, cementos y concretos de proveedores al día con las normas ambientales; también los que usen elementos reciclados de centros de tratamiento o aprovechamiento de escombros legales, o los que ellos mismos han generado.

La calificación será estricta

Personal de la SDA revisará a ojo de águila cada uno de los criterios ambientales y de ecoeficiencia y le darán su calificación.

Para esto la entidad estableció unos topes. Para agua, que contiene sistemas de agua lluvia e insumos ahorradores, el puntaje máximo es de 30.
Para energía el tope es de 20 puntos, sumados luz y ventilación natural, insumos ahorradores y energías renovables.

El componente que otorga mayor puntaje es, sistemas constructivos, con un máximo de 35. Éste reúne techos verdes, jardines verticales, sistemas de drenaje sostenibles, asilamiento del ruido, materiales ambientales y reutilización de escombros.

El último componente, de urbanismo, tiene un máximo de 15 puntos, al sumar incoporación de elementos de importancia ambiental, mejoramiento del espacio público y áreas de cesión.

Es decir que si un edificio reúne todos los criterios y saca la máxima calificación en cada uno deberá tener 100 puntos. Sin embargo, la SDA reconocerá a las edificaciones existentes o destinadas a vivienda de interés social y prioritaria que obtengan 50 puntos, y a las edificaciones nuevas que lleguen a más de 70 puntos.

El programa es una primera iniciativa que impulsa el desarrollo de una ciudad sostenible y está diseñado como un incentivo para los interesados en implementar edificaciones amigables con el ambiente y los recursos naturales, que propendan por la implementación de nuevas tecnologías que favorezcan la sostenibilidad ambiental.

La construcción de proyectos ecoeficientes redundará en beneficios ambientales directos para la ciudad y sus habitantes, entre los cuales se pueden nombrar, entre muchos otros, la generación de ahorros significativos en el consumo de agua potable y en el uso de energías tradicionales.

Así mismo, el confort al interior de las edificaciones se aumentará al implementar diseños arquitectónicos que propendan por el aprovechamiento de luz y ventilación natural, y se fomentarán el uso y aprovechamiento de materiales reciclables para el desarrollo de los proyectos.

3 Comments

Techos Verdes para Bogotá

Techos verdes – jardines verticales – ecopavimentos – ecodrenos – Colombia

Mil años antes de Cristo la humanidad no tenía ni idea del cambio climático, calentamiento global, inundaciones, efecto isla de calor, pérdida de biodiversidad, despilfarro energético, polución atmosférica o emisión de anhídrido carbónico, pero tenían una visión sobre los problemas ambientales que sufriría el ser humano siglos después.

En esa época los vikingos utilizaban los jardines en altura. También se registran los famosos jardines colgantes de Babilonia. Hoy se implementan los techos verdes, espacios de bienes inmuebles o construcciones habitacionales, tales como tejados, azoteas, cubiertas y terrazas, techos con paneles solares o fotovoltaicos, de carácter comercial, residencial, privadas o públicas, que se adecúan a través de membranas y elementos impermeabilizantes, formando una gruesa capa, cuya superficie se recubre con vegetación orgánica y especies naturales tales como pasto, árboles y matas.

Techos verdes en Colombia Ecotelhado Soluciones en infraestructura verde urbana

Mientras en Bogotá y en Colombia hasta ahora se implementan los techos verdes, en Alemania, Suiza, Holanda, Hungría, Suecia y el Reino Unido tienen asociaciones que fomentan los techos verdes. La ciudad de Linz, en Austria, paga a los constructores para que instalen techos verdes. En Suiza hay una ley federal sobre techos verdes. Gran Bretaña comenzó lentamente pero las políticas sobre este tema han cobrado gran vigor, especialmente en Londres y Sheffield.

La pionera de techos verdes en Bogotá es la Secretaría de Ambiente, que cuenta con el primer edificio ecológico del Distrito con 400 metros de techos verdes. El sector privado tímidamente desarrollo proyectos como es el caso del edificio de Novartis, aunque existe poca receptividad por falta de conocimientos sobre los beneficios ambientales. El Jardín Botánico presta asesoría técnico.

Ya es tal el desarrollo e impulso de esta tendencia que los gobiernos con miras a su masificación, están incentivando la creación de ellos mediante estímulos tributarios tales como la supresión o exención en el pago de los impuestos prediales o con porcentajes de descuento en el mismo, a quienes los implementen en sus edificios, terrazas y muros o a quienes siendo propietarios vivan en dichos edificios.

En este sentido, Bogotá padece problemáticas ambientales graves: tiene una baja proporción en zonas o espacios verdes, apenas unos 4,93 metros cuadrados, de los 9 metros cuadrados que debe tener cada habitante, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para Luis Alberto Suarez, codirector del Proyectos Ecotelhado y uno de los expertos en techos verdes en Colombia, “a pesar de que Bogotá no es una ciudad que aún utilice sistemas de climatización, si hay saltos fuertes de temperatura durante el día. Para nuestra ciudad los beneficios de la infraestructura verde son vitales, pues además de aumentar la masa térmica alargando la vida de los materiales y proteger la impermeabilización de los edificios; usadas a gran escala reducen el caudal de aguas lluvias vertidas a los ríos previniendo así inundaciones y aumentando la biodiversidad de la región”.

Se trata de crear un modelo de gestión y nuevos hábitats urbanos innovadores y alternativos para preservar el ambiente y por ello las entidades distritales que requieran efectuar construcciones para la prestación de sus servicios implementen en ellas tecnologías de techos verdes con miras a minimizar los impactos ambientales negativos que se presentan en la ciudad.

En este mismo sentido, las entidades públicas que implementen y desarrollen estas tecnologías de podrán, para efectos de financiación y recuperación de la inversión realizada en los techos verdes, aplicar a la venta de certificados de captura de carbono (CCC) o convenir su financiación con entidades vinculadas al protocolo de Kyoto y al Desarrollo urbano sustentable. La administración Distrital promoverá acciones para que el sector privado se vincule activamente a la implementación de estas tecnologías en la ciudad.

Artículos que te pueden interesar:  Las Propiedades terapéuticas de los techos verdes – Brooklyn Grange Huerta Urbana en NY – ventajas de la agricultura vertical – Hotel Palace en Londres y su Jardín vertical –

 

 

Un comentario